¿Los que odian pertenecen a la cárcel?

Cárcel de odio en Internet

Internet saca no solo lo mejor de nosotros, sino también lo peor. La última categoría, sin duda, incluye el odio, un insulto infundado (ya menudo completamente sin sentido) a los demás. Hoy estamos amenazados con la prohibición de este o aquel sitio, o incluso con una multa por insultar. Mientras tanto, las consecuencias pueden ser trágicas, y basta mencionar a Han Kimura, la estrella de Terrace House Netflix que se suicidó, y hay muchos indicios de que una de las razones fue la avalancha de insultos en Internet. 

Para ahuyentar a los que odian, así como llevar ante la justicia a quienes cometen tales delitos, los japoneses decidieron introducir una nueva ley. En tal caso, permite la imposición de una multa de hasta 300.000 yenes (el equivalente a 10.000 złoty) o prisión de hasta 12 meses. Para imponer tal castigo, el autor debe ofender a otra persona y no referirse a los hechos. 

Opinión dividida

Las opiniones sobre la nueva ley estaban divididas. Los entusiastas admiten que, de hecho, los que odian no pueden sentirse impunes. Los escépticos, a su vez, señalan amenazas a la libertad de expresión. Para apaciguar a este último, los legisladores introdujeron una reserva en la ley. Según él, en tres años se reevaluará la ley y se probará específicamente su impacto en la libertad de expresión. ¿Cuál es su opinión sobre este asunto? Siéntase libre de participar en la encuesta y discutir en la sección de comentarios. 

Fuente: PCMag, Japan Today.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.